Los sitios históricos suelen tener cierto encanto y misterio, que combinan con un aura de melancolía. Esta es una regla que aplica hasta para los hoteles que ya llevan cierto tiempo en pie, y en México existen cientos de estas antiguas estructuras, ahora convertidas en hospedajes, que atraen a turistas de todo el mundo.

Hotel Morales

Muy conocido es el histórico Hotel Morales, que en sí es hermoso, ya que la arquitectura colonial que posee es impresionante, e incluso vale la pena pasar cierto tiempo explorando los distintos pisos, pues cada uno tiene algo distinto para apreciar.

Igualmente, el hotel posee un restaurante de primera calidad, que ofrece comida a un precio razonable. El Hotel Morales es una de las grandes opciones para todos los amantes de los hostales antiguos que estén de visita en la Ciudad de México.

Hotel Hacienda de la Noria

Otro sitio que cumple con estas características es el Gran Hotel Hacienda de la Noria, el cual solía ser una gran hacienda, pero que fue transformado en hotel en el año 1992. Se encuentra ubicado en el estado de Aguascalientes y es todo un patrimonio histórico de la zona. El hotel cuenta con una hermosa decoración colonial, cómodas habitaciones, magníficos restaurantes y amplios jardines.

Hotel de Cortés

Entre todos los hoteles antiguos de México, merece una mención especial el Hotel de Cortés, el cual resalta por su hermoso diseño colonial, que se ha mantenido casi intacto a lo largo del tiempo. Fue uno de los primeros edificios de América que ofreció servicios de hostelería, sobre todo a frailes, monjes y demás religiosos. Sus puertas se mantienen abiertas para los huéspedes, los cuales se pueden maravillar con sus magníficas instalaciones y hermosísimos jardines.

Otros famosos hoteles mexicanos de antaño, que aún se mantienen operativos son: el Antigua Villa Santa Mónica y el Gran Hotel de Ciudad de México.