Prístinas playas, fabulosas habitaciones y elegantes restaurantes son solo algunas de las cosas que puede esperar de los mejores hoteles de lujo de México. Este tipo de hoteles normalmente se encuentran en los grandes centros turísticos de la nación azteca, como Los Cabos, Playa del Carmen, Acapulco, Cancún, Punta Mita, Ciudad de México y Puerto Vallarta.

Hotel Encanto

Un gran ejemplo que representa a los hoteles de lujo mexicanos es el Hotel Encanto, un resort de lujo único, con todo lo que los viajeros adinerados podrían desear en unas vacaciones, a excepción de un acceso directo a la playa. La piscina del hotel es fascinante, con una cornisa infinita que da al Océano Pacífico, y tiene áreas de contrastantes aguas claras y de fondo negro, que crean la percepción de aguas de dos tonos. Las habitaciones son modernas y están perfectamente limpias y equipadas.

Hotel Garza Blanca

A pesar del nivel de otros hoteles, ninguno se compara con el nivel de lujo que ofrece el Garza Blanca. Construido en el sitio de un antiguo hotel que era el patio de recreo de las estrellas de

Hollywood en la década de 1960, la propiedad cuenta con una exquisita piscina, una playa privada con una espectacular vista, un plácido spa y un restaurante gourmet con una amplia bodega para la degustación de vinos y tequilas.

Las 73 habitaciones del hotel son amplias y lujosas, con hamacas, vistas al océano y comodidades de alta tecnología. Las suites ofrecen más espacio, una bañera de hidromasaje separada y cocinas completas. La atención que el personal del hotel brinda es de primera. Sin duda, es un lugar donde cualquier huésped se puede sentir como parte de la realeza.

Otros hoteles

Otros hoteles mexicanos conocidos por su gran lujo son el Beloved, Four Seasons Resorts, Esencia, Banyan Tree Mayakoba y el mundialmente conocido Le Blac.